Espacios: salas y carpas

A las salas de coloquios de la Fiesta se les ha dado el nombre de camaradas, rindiéndoles así un tributo en reconocimiento a su trabajo dentro del Partido.

Sala C1 "Petra Cuevas Rodríguez"
Nació el 19-8-1908 en Orgaz (Toledo). Con 12 años de edad se traslada a vivir a Madrid.
 
Al llegar a Madrid empieza a trabajar como aprendiza de bordadora, oficio al que se dedica toda la vida. En 1931, cuando llega la República está afiliada a la UGT, participa en las actividades del sindicato de la aguja, que agrupa a los sastres, modistas, bordadoras y gente afín, empezando a destacar como luchadora. En 1936 ya pertenece al PCE, participa en actos de propaganda en favor del Frente Popular, pero se centra preferentemente en la lucha sindical, siendo elegida secretaria del sindicato de la aguja de UGT.
 
Cuando se produce el levantamiento militar, en julio de 1936, se encarga de organizar y dirigir unos talleres, en los que durante toda la contienda se fabrica ropa para el ejército republicano, dedicando a esto su actividad durante los tres años de guerra, en la que llega a dirigir el Sindicato de la Aguja de la UGT.
 
Terminada la guerra, es detenida, brutalmente torturada y pasa seis años de presión en distintas cárceles del país donde pierde un hijo como consecuencia de las condiciones extrema de la misma. Años en los que participa en las actividades de organización y reivindicación encabezadas por las presas del PCE en la Cárcel de las Ventas en las que coincidió con las Trece Rosas. Durante esa época recibe la muerte de su hermano Julián a manos de los Nazis mientras defiende París en 1940.
 
Con la llegada de la democracia, se incorpora de nuevo a la actividad del PCE y CCOO en el barrio de Tetuán, dedicándose a organizar actividades culturales, conferencias, visitas a museos, teatro, viajes, etc; hasta que con 91 años, reside en Collado Mediano (Madrid).
Sala C2 "Cayetano Bolívar"
El médico de los pobres Nació en 1898 en Frailes (Jaén) en el seno de una familia acomodada, cursó estudios de medicina en Granada y su magnífico expediente le permitió cursar el doctorado en la Universidad de Leipzig (Alemania), en 1924, donde empezó a tomar contacto con las ideas comunistas. Al volver de Alemania se afilió al PCE y creó un sanatorio en el barrio malagueño de El Palo, donde se atendía por igual a ricos y pobres y los enfermos de clase acomodada satisfacían los honorarios por el tratamiento de los desposeídos.
 
Tomó parte en revueltas como el estallido revolucionario de don Fadrique en 1932 por el que fue encarcelado, su popularidad por su prestigio como médico y su gran humanidad, le hizo ser elegido como el primer diputado del Partido Comunista de España al arrasar en las elecciones de diciembre de 1933 con el voto masivo de las barriadas populares malagueñas.
 
Iniciada la Guerra Civil, Bolívar fue nombrado comisario delegado de Guerra y jefe del ejército sur, con sede en Málaga, más tarde sería elegido director de Sanidad en Jaén, ante la caída del gobierno republicano fue detenido en Baza y enviado a la cárcel de Granada donde sería fusilado el 4 de junio de 1939.
Sala C3 "Adolfo Sánchez Vázquez"
Nació en Algeciras, Cádiz, y en su juventud estudió en la Universidad entral de Madrid y participó activamente en las Juventudes Comunistas, tras la victoria del fascismo se exilió en México hasta el final de sus días. En la nación centroamericana Sánchez Vázquez fue profesor emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más importante institución de educación superior de este país. Contribuyó a renovar el marxismo a través de trabajos como "Del Socialismo Científico al Socialismo Utópico" (1975), en los que defendería las ideas del comunismo como una doctrina viva y antidogmática.
 
Amante de la literatura publicó una serie de obras como "Ética" (1969) y "Recuerdos y reflexiones del exilio" (1997). La originalidad del autor gira en torno al rescate de la praxis como categoría principal en la filosofía marxista. Rescate que solamente podría darse depurando toda aquella carga metafísica dogmática que por mucho tiempo llevó especialmente en la interpretación tradicional del materialismo dialéctico. Esta interpretación partía de la relación entre el ser y el pensar como problema fundamental de toda filosofía, para lo que trató de conjugar la crítica y el conocimiento como proyecto de trasformación del mundo.
 
Sánchez Vázquez ayudó a considerar la renovación de esas ideas desde tesis humanistas y democráticas en obras como "Las ideas estéticas de Marx" (1965) y "Estética y Marxismo" (1970). Entre otras distinciones, recibió doctorados honoris causa por las universidades de Puebla, Nuevo León y Guadalajara, en México, así como por la Universidad de Cádiz, la Complutense de Madrid (2000) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).